RECUERDA QUE ME QUIERES, de Wendy Davies

RECUERDA QUE ME QUIERES


Cien años después la historia se repite. O quizá no. Todavía no se conocen. Ni siquiera se intuyen. 
Peter y Wendy tienen un destino común del que no podrán escapar. La aventura de la vida y la magia del amor empiezan contigo, en cuanto te atrevas a descubrir su historia. Podríamos hablarte sobre caracoles, estrellas, princesas que no sienten dolor, palabras inventadas, catarros mal curados o mundos rellenos de sueños donde todo es posible. 

Por explicarte podríamos deleitarnos y ser un poco malas y adelantarte que el amor no siempre es dulce. Pero claro, eso sería adelantar acontecimientos y no entenderías nada. Así que olvida las últimas líneas y sumérgete en una historia donde todo es posible, incluso que el sol y la luna se besen. Pronto, todo tendrá sentido. Bienvenido a nuestro particular Nunca Jamás.





«Quiere muchísimo a Wendy», pensó, indignándose con ella al ver que no comprendía por qué no podía volver a tener a Wendy. El motivo era de lo más simple: «Yo también la quiero. Y no podemos tenerla los dos, señora».
Peter Pan y Wendy, de J. M. Barrie


No sé bien como empezar a hablaros de esta mágica historia, porque es pura magia, no se puede describir de otra manera. 

Podría empezar hablando de Peter, que no es Peter Pan pero sin embargo tiene mucho de él. Peter detrás de su sonrisa perenne esconde muchas cosas, vive pensando en el futuro porque el pasado es demasiado doloroso. Peter te hace sonreír, soñar, sacar lo mejor de tí al igual que lo hace con la dulce y responsable Wendy. Una Wendy que no es Wendy Darling pero sabe contar cuentos como ella y su gran sueño es ser escritora, aunque sus escritos "carecen de fuerza y sentimiento". ¿Y los niños perdidos? Peter también tiene a sus niños perdidos, amigos perdidos en sus problemas, cada uno con sus cicatrices que se refugian en su particular Nunca Jamás donde se sienten protegidos. Y cómo todo buen Peter que se precie también tiene a su Campanilla, a la pequeña y adorable Tink, la luz que siempre ilumina a nuestro Peter.

Pero esta historia no sólo está plagada de guiños preciosos a la gran historia de Barrie, o a la emblemática película Hook, o a muchos otros cuentos que de pequeños nos han hecho soñar, cómo decía, esta historia tiene tanto sentimiento escondido en cada párrafo que cuando lees la última página sólo puedes pensar: Es bonita a rabiar. Y sí, hay miles de historias bonitas escritas esperando ser leídas, pero muy pocas se podrían calificar como bonitas a RABIAR.

Recuerda que me quieres es la historia de Peter y Wendy, un Peter que desde la primera página encandila con su risa contagiosa, con sus ganas de vivir aventuras y una Wendy que necesita desesperadamente un empujón para sentirse viva y dejar de lado ese control y perfección que rige su vida . Una preciosa historia de amor y de dolor, de casualidades, pero sobre todo de vida.

—Entonces recuerda que me quieres.
Él la miró, con una sonrisa mordaz.
—¿Que recuerde que te quiero? Te quiero —pronunció, como saboreando la palabra—. Te quiero es poco. Te quiero no es nada. Si un te quiero explicara lo que yo siento por ti, ahora mismo no estaría aquí. Te quiero —dijo escupiendo la palabra, agitando la cabeza—. Qué tontería, yo a ti no te quiero. —Se quedó pensativo—. No hay palabra en el mundo, ni real ni inventada, que se acerque a lo que eres para mí.

Esta historia sería otra historia más de amor si no fuese por la preciosa manera de narrar de las autoras que te trasladan al mundo de los cuentos, porque está narrado como un  maravilloso cuento. Leer esta historia ha sido como quitarme años de encima, volver a ser la niña que un día fui, esa niña que tampoco quería crecer al igual que Peter Pan y he echado a volar gracias a estas fantásticas escritoras y a todo el polvo de hadas que desprende cada página del libro. Aunque este Peter y esta Wendy no viven en un cuento sino en el Londres actual y sus miedos, sus sueños, su dolor, incluso su amor es muy real, te sumerges tanto es su historia que lo vives todo con total intensidad.

El final es de esos que pueden levantar ampollas, pero hasta el final me ha resultado perfecto. Podría incluso decir que las últimas páginas han sido de mis favoritas, que las he leído un par de veces y me han hecho sentir un montón de cosas bonitas.

Me salen las palabras a borbotones y me saldrían muchas más, pero sé que si lo hiciera rompería la magia que tenéis que descubrir por vosotros mismos.

(...) Observa la estatua de bronce abstraído, envidiando ser como él, un niño eterno, sin problemas, sin miedo, sin nada a lo que aferrarse, sin nada que perder. Un niño al que nadie olvidará, que jamás se tendrá que enfrentar al rechazo, a la decepción, que permanecerá inamovible en miles de corazones, que recibirá amor sin la necesidad de pedirlo.

A principios de marzo sale la nueva novela de Wendy Davies, Una estrella en mi jardín, y no me la pienso perder por nada del mundo y más sabiendo que tiene mucho que ver Alicia en el País de las Maravillas y que los protagonistas son Charlie, un "niño perdido" de Recuerda que me quieres, y una Alicia de la que también nos dieron unas breves pinceladas en este libro.

OTRAS RESEÑAS DE WENDY DAVIES

Instant Karma

3 comentarios:

  1. Jiji, sabía que te gustaría! Es una historia perfecta, como las autoras lo cuentan y como manejan al lector...
    Yo me he enamorado y quiero leerme ya el de Alicia!
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya somos dos enamoradas, es taaaaaan bonitaaaaaa :)

      Eliminar
  2. ¡Hola! Tengo muchísimas ganas de leer esta novela y más después de leer tu reseña. La verdad es que desde que salió a la vente lleva cosechando muy buenas críticas, así que a ver si me pongo pronto con ella, aunque primero tengo que leer Peter Pan.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar