SI TE QUEDAS EN ESCOCIA, de Olivia Ardey

  Romántica Contemporánea
SI TE QUEDAS EN ESCOCIA



Carol Coleman y lord James MacLeod saben que se la juegan. Ella puede perder el trabajo de su vida, él, parte del legado familiar, una pieza de arte única de gran valor sentimental. Ambos serán duros rivales en una subasta. Carol confía plenamente en sus nervios de acero para conseguir otro éxito profesional y adquirirla para su galería, pero el irresistible y persuasivo Mac, le pondrá las cosas muy difíciles… ¿Estarán dispuestos a renunciar a lo que más les importa por amor? 

Un engaño inocente, los secretos de Mac, el regreso inesperado del pasado de Carol y el recuerdo de unos hechos sucedidos durante la Navidad de 1914, pondrán en riesgo la firmeza de sus sentimientos.




Que la fuerza del amor y la magia de Escocia les acompañen...

He leído casi todo lo que ha escrito Olivia Ardey hasta la fecha, desde que me cautivó con sus dos primeras novelas: Delicias y secretos en Manhattan y Dama de tréboles, ambas románticas históricas. Cuando publicó sus siguientes novelas aún siendo de un subgénero diferente como es la romántica contemporánea quise leerlas, pero no llegaron a emocionarme como esperaba que lo hicieran. Callejear por la ciudad del amor en Regálame París y más tarde perderme por la bella Italia con En la Toscana te espero, a pesar de tener sinopsis terriblemente atractivas y portadas preciosas, la historia que contenían me dejaron bastante indiferente. Cada vez que terminaba una nueva novela me preguntaba, ¿dónde está esa escritora que tanto me gustó? Porque realmente parecían libros escritos por otra persona. Así que cuando supe que el próximo viaje de la mano de Olivia iba a ser a Escocia, aunque se me hicieron los ojos chiribitas por el escenario, también me quedé un poco a la expectativa, no sabía que me iba a encontrar ésta vez, pero deseaba reencontrarme con la Olivia Ardey que tanto me gustó al principio.


Esta historia desde el principio empieza bien, me gusta mucho la manera de conocerse que tienen Mac y Carol y esos primeros momentos que comparten juntos me parecen mágicos.
¿Qué puedo decir de James MacLeod "Mac"? Pues que es simplemente encantador, desde el minuto uno te cautiva, pero no con palabras sino con gestos que al fin y al cabo es lo que realmente importa. No es perfecto, comete sus errores y su desconfianza a veces le juega malas pasadas, pero es de esas personas que saben cuando tienen que pedir perdón y no pierden los anillos por hacerlo.
Carol también me ha gustado mucho tanto su personalidad como su historia familiar, a pesar de ella sentir que es una persona introvertida a mi me ha parecido muy dulce y falta de un cariño del que no se le debería privar a nadie.


—Nunca he visto la aurora boreal —sugirió, emocionada al escucharlo describir con tanta pasión los regalos de la naturaleza de aquel remoto lugar.

—Yo te llevaré. La veremos juntos desde el cerro de Knockaird, donde anidan los alcatraces —prometió—. Recorreremos las Tierras Altas hasta el Loch Eriboll, quien no conoce esa costa, no sabe lo que es la belleza en su estado más salvaje. Y si te quedas en Escocia para siempre, cada año de ese futuro increíble que nos espera juntos, te mostraré lugares que ni imaginas que existen, hasta que la ames tanto como yo. Dicen que te enamoras de esta tierra cuando un escocés se te mete en el corazón, ¿lo sabías?


Cómo ya viene siendo habitual en esta autora los personajes secundarios son los que dan ese punto simpático a la novela. En este caso Mari y Dick han aportado esa dosis necesaria de risas. A mi me han hecho soltar más de una carcajada sobre todo Mari.

El único "pero" que le podría poner a la novela porque realmente me ha gustado mucho, es que he visto algo desaprovechados algunos elementos de la trama, pensaba que esos hechos de la Navidad del 1914 darían mucho más juego del que finalmente han dado o quizá es que me esperaba algo diferente, pero creo que ésto ya es un gusto personal.

Si te quedas en Escocia es, además de un viaje a la preciosa tierra de los highlanders, una historia que esconde muchos misterios del pasado, con una bonita historia de amor y un protagonista masculino de los que te hacen echar algún suspirillo. Me ha gustado el rubiales, ¡qué le vamos a hacer!
Sigo quedándome con la novela romántica histórica de Olivia, pero éste paseo por Londres y Escocia a mi me ha convencido.

6 comentarios:

  1. Que ritmo llevas, Vikinga. A este le tengo ganas asi que no creo que tarde en ponerme con el y despues de la buena reseña que le haces. Regalame Paris y En la Toscana te espero tampoco llegaron a entusiasmarme y los otros dos no los he leido.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! De la autora solamente he leído Delicias y secretos en Manhattan y me gustó muchísimo, a ver si me pongo pronto con los demás libros que tiene publicados.
    Gracias por la reseña!
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Lo tendré en cuenta, tengo debilidad por esas tierras. Gracias por tu reseña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo contigo, la historia de 1914 está absolutamente desaprovechada. A mi me gustó pero la pareja principal no terminó de convencerme, demasiadas riñas absurdas de te suelto esto y me voy sin oportunidad de que te expliques, si es una vez vale pero en la novela pasa en reiteradas ocasiones. Como dije me parecieron de patio de colegio y no ayudaron a que conectara con la pareja, todo lo contrario.
    Los secundarios maravillosos!

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola! Ya estoy aquí ;)
    Yo de Olivia he leído uno solo y no me disgusto. Quería leerme Regalame París y En la Toscana, pero quizás empiece con este último, me encanta las tierras escocesas.. asique lo ficho! gracias ;)
    UN beso

    ResponderEliminar
  6. Gracias por tu reseña y, sobre todo, por leer el libro. Un beso.

    ResponderEliminar