MARTINA CON VISTAS AL MAR, de Elísabet Benavent

ROMÁNTICA CONTEMPORÁNEA
MARTINA CON VISTAS AL MAR — Horizonte Martina #1 


Una mezcla de cocina, pasión, sexo y carcajadas


Posiblemente la historia de Martina sea la que más esperaba este año, sabía que Elísabet no me defraudaría, que me daría lo que esperaba: el mismo nivel de emociones pero con otros ingredientes.
Quizá he leído demasiada romántica, demasiados amores perfectos, demasiado más de lo mismo, que no es que esté mal, porque con muchas de esas historias disfruto como una enana, pero he llegado a un punto que necesito más, necesito esos personajes reales, de carne y hueso, que me resulten cercanos y me hagan sentir en mi propia piel lo que ellos están viviendo. Me gustan los personajes imperfectos, que se equivocan, que a veces no actúan como deberían, porque eso les hace humanos y alcanzables. Elísabet de esto sabe un rato, porque a todos sus personajes me los he creído, los he sentido y esa es parte de su esencia.

En Martina con vistas al mar tenemos de nuevo una historia coral al más puro estilo de la saga Valeria, la protagonista indiscutible es Martina, pero comparte páginas con Amaia y Sandra, sus mejores amigas y compañeras de piso.
Martina me ha gustado mucho. Me ha gustado porque es completamente diferente a Valeria, Silvia y Alba. Martina es hermética, contenida, cuadriculada y un desastre en las relaciones sociales. Una marciana a la que le cuesta expresar sus emociones. Su sueño es ser chef y ese sueño toca a su puerta cuando consigue una entrevista para trabajar en El Mar, el restaurante del gran Pablo Ruíz. Pablo es un genio de la cocina, dos estrellas Michelín, excéntrico, pasional e intenso. Todo lo contrario que Martina. Conocer a Pablo le hace ver que necesita deshinibirse, salir del cascarón, vivir.

(...) Me aburro: resumen de los últimos años de mi vida. Sensación de balsa, donde todo se mece, pero nada se mueve en realidad. Ni avanzas ni retrocedes, y no habría habido problema si aquello hubiera sido lo que quería. Quietud. Pero yo quería… vivir. No, no sobrevivir. VIVIR, con mayúsculas. Reírme a carcajadas recordando algo intrépido y superloco, como hacía constantemente Amaia. Equivocarme y remendarme, como estaba haciendo Sandra. Crecer. CAERME. Rasparme las rodillas con la caída y después disfrutar del dolorcito de rascarse las costritas para que cayeran. Tener una cicatriz que me recordara que había vivido.


Pablo ha sido siempre un enamorado del amor, alguien que vive intensamente, que se deja llevar por los sentimientos sin pararse a pensar y hasta ahora no le ha ido demasiado bien. Ahora su vida es un completo desastre, está arrastrando los errores cometidos en el pasado y eso se ha convertido en un lastre en su vida. Un lastre que le impide avanzar y sentirse realmente libre, lo único que le mantiene a flote es El Mar, su pasión.
Dentro de ese torbellino de genialidad y caos Martina es como un mar en calma para Pablo, el equilibrio perfecto en su vida, la única persona capaz de hacer frente a su carácter explosivo y complicado. Pero a pesar de ello ya no quiere creer en el amor, ese sentimiento escurridizo que no siempre te da lo que esperas y lo desestabiliza todo. Simplemente quiere divertirse y a encontrado en Martina a la compañera perfecta para tal fin. Divertirse juntos hasta que las ganas se agoten y luego dejarse marchar. Todo muy práctico.

(...) Y llegó Martina. Su nombre significaba «consagrada a Marte»…, el dios de la guerra. Bien empezábamos. Al menos sonaba divertido. Detrás de esa apariencia tan anodina había una jodida amazona. Ella llegaba con esa ropa tan estudiada para pasar inadvertida, con su pelo recogido por puro pragmatismo y su nula capacidad de entablar relaciones sociales y uno pensaba que detrás de Martina no había nada realmente interesante. ¿Que no?


Martina tampoco quiere comprometerse, hace poco tiempo terminó una larga relación con Fer y no quiere atarse a nadie. Pero Pablo le atrae como un imán, le hace sentir, es cómo una inyección de vida y pasión, todo eso que ella necesita y a la vez sabe que a la larga no le hará ningún bien. Pablo no le hará ningún bien, sólo le complicará la vida.

Martina y Pablo. Pablo y Martina. El orden y el caos. Dos polos opuestos que inevitablemente se atraen, se complementan, se sienten. ¿Es posible evitar enamorarse cuando la otra persona es capaz de llenarlo todo?


Aunque Martina y Pablo son los grandes protagonistas no puedo quedarme sin hablar de Amaia y Javi, que son puro AMOR. Me han encantado, esa amistad tan bonita que comparten, esa complicidad, ese cariño, ese sentimiento tan grande que sienten. Son tan bonicos que me da pena que no sean los protagonistas de una novela ellos solos, porque son unos secundarios de lujo pero como protagonistas serían maravillosos.

Los que ya habéis leído el libro pensaréis, ¿y qué pasa con Sandra? ¿no nos cuentas nada de ella? La he dejado para el final porque no me ha gustado, así, sin paños calientes. Cada vez que aparecía su nombre me daban ganas de sacarla del libro de una patada en el culete. No me gusta su actitud, ni la manera que tiene de comportarse con la gente que la quiere y se preocupa por ella. Me ha parecido una aprovechada y una egoísta, he intentado entenderla pero no ha habido manera. Sólo espero que en el próximo libro se de cuenta de las cosas y cambie un poco, por lo menos hasta el punto de ser una persona más soportable.

Una vez más Elísabet nos hace vivir junto a sus personajes, Martina con vistas al mar son 672 páginas de humor, cocina, sexo, sentimiento, todo en su justa medida creando una mezcla perfecta para emocionarnos. La historia está narrada a dos voces, por un lado Martina, pero también tenemos a Pablo en algunos capítulos, un detalle que me ha encantado porque es un personaje complejo y es una manera de entenderlo mejor.
Llegados a este punto vaticino que lo mejor está por llegar, que Martina en tierra firme nos va a dar mucho más, que ahí es donde de verdad Elísabet nos va a poner los pelos de punta y nos va a estrujar por dentro. Esto ha sido sólo un comienzo, simplemente ha puesto las fichas en sus posiciones y el 18 de febrero llega la traca fallera. ¿Me quedarán uñas para entonces?

(...) Rayo que no cesa, mar en calma.
Faro entre la niebla, viento de cara...


OTRAS RESEÑAS DE ELÍSABET BENAVENT

Martina en tierra firme (Horizonte Martina #2)
Mi isla
Trilogía Mi elección
Tras las huellas de Alba, Hugo y Nico (Mi elección #3.5)
El diario de Lola

23 comentarios:

  1. No hago más que ver los libros de esta autora en todas partas, y cada vez tengo más ganas de leer algo suyo. A ver si me gusta tanto como a la mayoría. Tengo muchos de sus libros pendientes, así que no sé por cual empezar, pero este me lo apunto :)

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que me llama la atención este libro :)

    ResponderEliminar
  3. No he leído nada de esta autora, pero leyendo esta crítica la verdad es que me apetece. Igual empiezo por este.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Mónica!!!
    Tengo muchas ganas de leerme este libro aunque esperaré a que salga el desenlace o quizás si acabo antes de leerme Universo Silvia y Mi elección me ponga con él y dirás porqué?? Pues no había leído nada de Elisabet Benavent porque cuando publicó la saga Valeria yo estaba desconectada de la lectura y al volver me puse a leer muchos libros y al final cuando ya vi que iba a publicar Horizonte Martina me puse el reto de leerme todos sus libros. Me encanta su manera de escribir porque como tú dices son personajes reales, como tú, como yo, humanos, que se equivocan, los sientes...
    Es una reseña muy bonita y como siempre ese fan art chulísimo :)
    Muchos besos bonita!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa! Una reseña fantástica, se nota que lo has disfrutado. Yo llevo muy poco pero de momento coincido contigo respecto a Sandra... Estoy deseando tener un rato para ponerme con él, ya te contaré que tal!
    Besos y feliz domingo 😊

    ResponderEliminar
  6. Que ganas tengo de leerlo...esta autora me encanta y coincido contigo en que sus historias de amor no son las típicas sino que te calan muy hondo por todo lo que provocan. Tenía miedo de leerla la reseña..no porque fuera a ser mala sino por saber más de la cuenta, pero ha sido genial. De hecho, me has creado más ansias todavía. Aunque yo soy de las que esperará a tener la bilogía completa por temor,como tú, a quedarme sin uñas ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Hola!

    Pues voy a tener que poner remedio este año al hecho de que no haya leído nada de esta autora.
    Y con las buenas críticas que tienen sus libros y lo que me gusta a mí una buena novela romántica, no puede ser.
    Ahora mismo tengo ya varias para elegir y estoy entre esta y la saga Valeria, así que ya veré por cuál me decido. Pero a Elisabet la leo este año sí o sí!

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Lo quiero leer,sí, y me has puesto los dientes muuuy largos con tu reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  9. Todavia tengo sin terminar la trilogia anterior pero tiempo al tiempo. Este me lo quiero leer porque me gusta como escribe esta mujer pero me voy a esperar a que esten los dos publicados. Y en cuanto los tenga entro a matar xD

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Aaaaahhh, ¡¡¡¡no pienso leer la reseña!!!! No, no y no...

    Estoy con el librito guardadito en mi kindle pero esperando a febrero para leer los dos juntos.
    Malaaa, poniendo la reseñita ya!! jajajajaja
    Supongo que lo habrás disfrutado como una enana.

    Besos =)

    ResponderEliminar
  11. Madre mía, lo que me ha llegado a gustar este libro... Con Silvia y Alba me gustaron más la segunda/tercera parte, pero esta primera parte me ha parecido perfecta, totalmente diferente de las otras, no solo por los protagonistas sino también por la trama. Elísabet Benavent nunca me decepciona, la verdad, pero creo que como escritora sigue superándose a sí misma, reinventándose pero manteniendo todo eso que hace tan especiales y sentidas sus historias. Como protagonistas Martina y Pablo me han gustado muchísimo, muy creíbles, muy humanos, y qué decirte de Javi y Amaia... Ahora que estaba leyendo tu reseña has dicho algo que pensaba al leer el libro, y es que como secundarios son estupendos, pero bien podrían ser ellos los protagonistas de una novela <3 Llevo todo el fin de semana escuchando "Viento de cara", cada vez que la escucho siento lo mismo que al leer la novela, es mi manera de sobrellevar el mono hasta el 18 de febrero jaja.

    ¡Un besote, Mónica! :)

    PD: ¿Se nota mucho que no puedo hablar con nadie de la novela y he dado rienda suelta en este comentario? ^^'

    ResponderEliminar
  12. Si acaba de salir!!! y ya tienes reseña y todo!
    No he podido leer de momento nada de esta chica... A ver si empiezo por la saga Valeria.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Wee! Me paso rápido, no quiero leer reseñas antes de haberlo leído jaja quiero ir totalmente a ciegas, que ganas por favor, envidia cochina me da que ya lo hayas leído buajaja
    No tarda nada en caer, sobre todo porque es imposible dejar a Elisabeth pendiente mucho tiempo.
    ¡un besito guapa!

    ResponderEliminar
  14. Hola, Mónica!.
    Qué bien pones él libro. Me ha gustado tu reseña y sumado a que él booktrailer me enamoró, han aumentado mis ganas de leerlo considerablemente. Lo que me tira para atrás es el personaje de Sandra... :(

    ResponderEliminar
  15. Hola guapísima.
    Me apetece mucho leer este libro, tiene muy buena pinta y estoy segura de que me gustará :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Hola guapa! A mi me ha encantado, veo que a ti también. Esperando con ganas que llegue el 18!!

    ResponderEliminar
  17. Hola!
    Hacía mil que no me pasaba por aquí, por fin me he organizado para volver a los blogs ;)
    Has dejado el blog precioso con el rediseño, y eso que ya era un monada!!

    ¿Te puedes creer que todavía no he leído nada de Elisabet Benavent? ¿Cuál me recomiendas para empezar?

    Mil besos! (Aún tengo que publicar la reseña de esa preciosa recomendación tuya, que maravilla de historia de verdad)

    ResponderEliminar
  18. Estoy deseando leerlo ya!!!Pero tengo un problema con "la Benavent": me engancha tanto que no puedo esperar a leer el siguiente. Esperaré a que estén los dos publicados!!!
    AhhhhhhHHhhHhH!!

    ResponderEliminar
  19. Pues aún no he tenido tiempo de estrenarme con esta autora, pero siempre me echar para atrás que saque sagas ...

    bsos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. rossy, no son sagas. Son libros divididos en partes y .... es la leche.
      Sinceramente creo que es de las mejores escritoras de novela románticoa-erótica; porque además de eso, les pone vida a todos los personajes .

      Eliminar
  20. Ya he visto varias reseñas sobre este libro, y viendo lo que dicen debería anotarmelo:)

    ResponderEliminar
  21. Totalmente de acuerdo con tu manera de pensar de Amaia y Javi dios hasta una historia de ellos la amaría! y Sandra por dios para tirarle con AK47! ( el arma)!! xoxo desde Panamá !

    ResponderEliminar
  22. ESTOY ENAMORADA DE GABRIL, DE HUGO, DE VICTOR, Y AHORA POR SUPUESTO DE PABLO RUIZ.....
    Me encanta la Benavent escribiendo. Me encantan todos los personajes, femeninos y masculinos, pero me quedo con la dulzura y corazón de Gabriel , y después de acabar con el horizonte Martina, me reparto el cariño, porque el alma de Pablo, tanto personalidad, profesionalidad, amor, psicología.... me han llegado al corazón.

    ResponderEliminar