03 mayo 2017

ABRIL: La primavera


Abril huele a las rosas de Sant Jordi, mi primer Sant Jordi lejos de casa. La primera rosa de Mr. Brandon que he podido disfrutar hasta que se han caído los pétalos secos. Las de otros años siempre se quedaron en un jarrón en casa de mis suegros, mientras yo volvía a casa con la maleta cargada de libros. Hace unos días él me lo decía "Nos quedan un montón de primeras veces" y es verdad, llevamos siete años juntos y hay tantas cosas que por las circunstancias todavía no hemos podido disfrutar, y es... ¡emocionante!

La llegada de la primavera me ha dado media vida, el calor, el sol, todo lo que echaba de menos de mi clima mediterráneo ha llegado a este lugar de la Mancha —un poquito más a lo bestia— y me tiene la mar de feliz. No podía imaginarme lo que me costaría acostumbrarme a este clima tan gris, tan cambiante, tan raro... abrir la ventana por la mañana y ver otro día sin un rayito de sol me tenía ya hecha un trapo. Volver a casa después de tres meses también sirvió de chute de energía, ya empezaba a necesitar abrazar a los míos, ver que todo sigue igual en mi ausencia y disfrutar de la paella, las migas y todas esas cosas ricas que cocina mi abuela.

En abril también me di cuenta de un par de cosas. La primera es que da igual el esfuerzo que pongas por encontrar algo, que probablemente lo encontrarás cuando menos lo busques. Esto me pasó el día del libro callejeando por Alcalá, encontré por segunda vez El jinete de bronce de Paullina Simons en tapa dura, nuevo y tirado de precio. Lo primero que salió de mi boca fue "Joder, joder, joder", ¿sabéis los años que estuve buscando un ejemplar? Ya no un ejemplar decente, simplemente un ejemplar, aunque fuera de segunda mano y hecho un asco. Mis plegarias fueron escuchadas en 2011 cuando DeBolsillo lo reeditó, pero pensaba que era IMPOSIBLE encontrar uno en tapa dura. En diciembre lo encontré y a día de hoy todavía me estoy pellizcando para creerme que lo tengo en mi estantería (os lo conté aquí), pero encontrarlo por segunda vez me parece una pasada. Y en cuanto lo vi tuve claro para quién sería, porque por supuesto me lo llevé —en realidad tuvimos que ir a por él una segunda vez porque me faltaba algo de calderilla, ¡y todavía estaba!—. La segunda cosa de la que me di cuenta en abril y que ya intuía, no es tan divertida como la primera y es que tuve la certeza de que por mucho que te empeñes ciertas heridas nunca acaban de cicatrizar, porque son heridas que no deberían estar ahí, es antinatural que estén, no deberían existir esa clase de heridas en el alma. Da igual el tiempo que pase y las ganas que pongas para olvidar, para sanar, esa herida está ahí, sigue ahí. Y hoy sé que siempre estará ahí. Soy de las que piensan que las canciones eligen su momento para sonar, aquella tarde sonaba Never give up de Sia y para mí fue —y es— toda una declaración de intenciones. La próxima vez que duelas, te cantaré a Sia.

Leer he leído poco, estoy disfrutando mucho más de las lecturas que caen en mis manos y supongo que es la consecuencia de ser algo más selectiva. Estoy tirando mucho de biblioteca, leyendo historias que cuando salieron a la venta quise leer pero que con el aluvión de novedades se quedaron en la pila de pendientes. Cierro abril con solo cuatro lecturas: La magia de ser nosotros de Elísabet Benavent, La nostalgia feliz de Amélie Nothomb, La partitura. Música para Adam de Anna Casanovas y El sueño imposible de Paullina Simons. Si tengo que elegir una sin duda me quedo con El sueño imposible. Ojalá vuelva mi inspiración y os pueda hablar sobre su historia tranquilamente, porque hay mucha tela que cortar. De momento tengo un borrador con dos tristes párrafos...


→ Desde hace unos días en el menú superior tenéis los libros que he leído en lo que llevamos de año y las canciones que van formando parte de mi banda sonora anual. Tengo intención de hacer también un apartado de las películas que voy viendo.

6 comentarios:

  1. Hola bonita
    Tu blog ha dado un gran cambio, de cabecera, colorrs, textos y tú.
    Me alegro que el camino que estás cogiendo te guste y te haga feliz, de eso se trata,no?
    Es precioso vivir muchas primeras veces, que las disfrutes. Y te auguro muchos más años con Mr.Brandon.
    ¿Cómo va el perrito? Nosotros estamos abriendo el corazón y puede que adoptemos de nuevo a un gatito. Después de lo de Chloe...
    Un abraz y un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Luca está muy bien, creciendo a pasos de gigante y cada día más rebelde, pero es súper cariñoso. A mí me da media vida, desde que está en casa me resulta mucho más fácil estar lejos de los míos.
      No te lo pienses, Macarena, adopta otro gatito, sé que lo de Chloe fue un palo, pero piensa en todo el cariño que tienes para darle a otro peludito que lo necesite. Ya me contarás qué decidís ;)
      ¡Mua!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Moni!
    Ya echaba de menos una entrada tuya. El jinete de bronce "tachán, tachán" :)
    A ver si me deslío y empiezo El sueño imposible, que me dejaste en ascuas.
    Estoy como loca por que empiece la feria del libro y hacer una escapada... eso, si no te veo en un par de semanas ;)
    Un beso enorme. Ya verás como el cambio de estación y el sol te anima.
    PD: Ayer me volví a Madrid escuchando a Fuel Fandango... no te digo más...

    ResponderEliminar
  3. El sol, el calor, la primavera, es algo que llevamos muy dentro los que hemos vivido en lugares en los que es una constante. cuando estaba lejos, yo recordaba sin parar los viernes por la tarde, cuando terminaba de trabajar a las 3 y cogía el coche hacia casa. Me parecía cómo el paraíso: ese sol... la música a tope... un fin de semana por delante...
    Con los años, con el tiempo, también he aprendido a amar a ese tiempo gris, más lento, distinto... Al menos así lo veo yo. A mi por ejemplo me incita a leer más, escribir, o disfrutar de cosas insignificantes. Tal vez porque "ese tiempo", casi siempre lo he vivido sola.
    Después de la parrafada que a lo mejor "te trae al pairo",te digo que disfrutes de este tiempo que te hace sentir más en casa!!! Y haz muchas cosas que te gusten!!!
    Besazo.

    ResponderEliminar
  4. Aiiins si es que eres más rebonita!!! Cómo echaba de menos leerte, amiga!
    A mí el tiempo no es algo que me afecte mucho, quizá porque he vivido en sitios muy diferentes donde no había otra que acostumbrarse al clima, ya fuera un calor infernal o un frío del carajo jejeje... y soy una emocionada de las primeras veces y del "empezar de cero"...sé que no siempre es fácil, y que depende de las circunstancias, pero siempre lo he visto como algo positivo, aunque la decisión del cambio fuera motivada por algo negativo... Es tener la oportunidad de reinventarte, de nuevos proyectos, nuevas amistades, (descubrir nuevas librerías ejem...jijii) ...no sé, ¿he dicho ya que soy fan de las primeras veces? ajajaja
    Ayyy qué ganas tengo de verte y darte un achuchón!! xD
    También soy fan de las señales y lo tuyo con El jinete de bronce es una en toda regla! vamos que le falta el cartel luminoso lleno de purpurina (de la que no se cae, por supuesto;) ) ... cuando me hablaste de él por primera vez, me lo apunté, ya sabes que también soy una yonki de las Historias con las Guerras Mundiales como telón de fondo... este año tengo que hacerle hueco!
    Estoy segura, que poco a poco, harás de "Ese lugar de La Mancha...", tu hogar, tu particular "Roots of my heart" ;)
    Un abrazote, Amiga!^^

    ResponderEliminar
  5. No sabes la alegría que me da leerte, saber que la primavera y reunirte con los tuyos te ha dado ese chute de energía que tanto necesitabas. ¡Qué pasada lo de "El jinete de bronce"! Yo también creo firmemente que da igual el tiempo que busques algo, si tiene que aparecer, aparecerá cuando menos lo busques. A veces te encuentras con señales que no puedes ignorar. Me pasó el otro día en una Re-Read. Hace tiempo Lidia me recomendó un par de libros de Douglas Kennedy y me dije que uno de ellos me lo autorregalaría por Sant Jordi. Pues el día de antes pasé por delante de una por pura casualidad, simplemente porque en vez de coger el metro decidí en el último momento acercarme caminando al centro a ver el ambiente y la decoración, y curioseando lo encontré en tapa dura, en perfecto estado y tirado de precio. Ni que decir tiene que no me lo pensé y que estaba alucinando.

    Disfruta mucho de la primavera y de ese lugar de la Mancha ;) Ojalá mayo sea mejor. ¡Mua!

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.
Roots of my heart © , All Rights Reserved. BLOG DESIGN BY Sadaf F K.